Qué esperar de la última temporada de Mad Men

Qué esperar de la última temporada de Mad Men

En muchos sentidos Mad Men es una pieza de transición en la historia de la TV contemporánea. Su primera temporada, en 2007, salió justo después del final de Lost y para darnos una idea de qué era considerado como buena televisión en ese momento, podemos voltear a ver a los nominados de los premios EMMY de ese año, entre los cuales se encontraban Grey’s Anatomy y The Tudors, series que bajo la claridad del tiempo transcurrido, son medianas a lo mucho. La TV tanto como industria y herramienta narrativa, apenas comenzaba a dar sus primeros pasos hacia la verdadera innovación, noción que hasta antes de los Sopranos, no sólo parecía imposible, sino también innecesaria (La TV funcionaba a la perfección con sus fórmulas comprobadas de sitcoms con risas de fondo y dramas de amor imposible. Entonces, ¿si no está roto, por qué arreglarlo?).

Lo anterior sólo quiere decir de manera muy tajante, que Mad Men fue una serie visionaria y valiente, capaz de no sólo ver afuera de la caja, sino de reinventar la caja en sí.

Qué esperar de la última temporada de Mad Men

La serie de AMC sin duda le abrió el camino a series como Breaking Bad, tanto en precisión narrativa como al demostrarle a la industria que las buenas ideas son rentables. Pero por el otro lado hay que considerar que al ser el único exponente aún vivo de aquella primera generación de buena televisión, que a principios de los 2000 comenzamos a ver, Mad Men podría caer en los errores de sus contemporáneos y fallar la que parece ser la verdadera prueba de destreza creativa en la narrativa seriada, terminar bien.

Nada arruina a una buen serie tan efectivamente. Como un mal final (sí, te estoy hablando a ti Dexter). Es por esto que nos dimos a la tarea de averiguar la mayor cantidad de información posible (SIN SPOILERS) sobre la última temporada de Mad Men, e intentar predecir si esta serie será capaz de innovar en su final, tanto como lo hizo en su principio.

El final está muy cerca. La última temporada de Mad Men se estrena el 13 de abril en Estados Unidos y esto es lo que podemos adelantarles:

*No hay viajes en el tiempo.

*Toda la temporada se llevará a cabo en el presente tiempo narrativo, es decir no habrá muchos flashbacks o secuencias que remitan a puntos muy antiguos de las historias de los personajes.

*Habrá una boda y un funeral.

*Hay referencias narrativas y de humor al Infierno de Dante.

*El cambio de década tendrá gran impacto en los personajes. Los 70 traen la decadencia a otro nivel dentro del universo Mad Men.
Megan, a pesar de haber dejado a Don en el final de la pasada temporada, sigue cerca y tendrá un papel importante.

*Los dos personajes centrales serán Don y Peggy, mientras que líneas narrativas de personajes muy queridos por los fans como Betty o Joan no ocuparán la atención central de la historia.

*No habrá spin-offs, no finales alternos ni películas. El final es definitivo.